La Educación Física y el Deporte ocupan un lugar de privilegio dentro del proyecto de la ESCUELA ARGENTINA MODELO. Las clases de Educación Física y las Prácticas Deportivas en el Club San Carlos ofrecen ocasiones muy propicias para profundizar en los alumnos actitudes vinculadas con el constante espíritu de superación, la solidaridad, la reciedumbre, la generosidad, la confianza y la credibilidad en sus propias fuerzas.
Las Fiestas Deportivas y Olimpíadas Deportivas desarrolladas desde hace 43 años en forma ininterrumpida, el exitoso protagonismo de nuestros alumnos en torneos intercolegiales de hockey y rugby, van generando un modo inclusivo de participación responsable, donde los logros de cada uno son significativos en la sumatoria grupal de los resultados.
Año tras año nuestro compromiso se actualiza y renueva en función de los objetivos trazados por el fundador en su Ideario Pedagógico: colaborar en la formación integral de los alumnos, proponiendo actividades innovadoras desde la Educación Física y el Deporte que sean contenedoras y proveedoras del querer aprender en equipo, el querer crecer en salud y el querer madurar en superación.


• Clases semanales de Educación Física en el campo de deportes, ubicado dentro del San Carlos Country. Los alumnos de ambas sedes, del nivel secundario, realizan esta actividad de manera conjunta, facilitando el proceso de socialización que la Escuela propone.

• Práctica de rugby, hockey, atletismo, fútbol, handbol, softball, voley,



Encuentros y torneos


• Fiesta de Educación Física: 1º, 2º y 3º grado

• Olimpíadas Deportivas anuales:


• 4º, 5º y 6º grado

• 1º año, 2º año y 3º año E.S.

• 4º,5º y 6º año E.S.



• Torneos intercolegiales



ESCUELA ARGENTINA MODELO - Olimpiadas deportivas 2013 from ESCUELA ARGENTINA MODELO on Vimeo.





El campamento educativo es una herramienta pedagógica y como tal, es generadora de cambios y actitudes como así también modificadora de conductas.
El campamento nos presenta la oportunidad de reforzar nuestro compromiso con el medio ambiente, entendido en un sentido amplio como el lugar que habitamos natural, social y culturalmente. Así, el compromiso no termina en el campamento sino que continúa manteniendo actitudes de respeto por el lugar donde vivimos. Las actividades campamentiles abren espacios que desarrollan la vida en grupos, fomentan la cooperación, la solidaridad, el respeto por el otro.
Consideramos que el Campamento Educativo puede ser más que un pasatiempo y transformarse en una oportunidad educativa en la que todos pueden incorporar nuevos aprendizajes. Como toda actividad comunitaria el campamento necesita de un proceso, no solo de organización, sino también de transmisión de conocimientos.
Son organizados y coordinados por especialistas en la materia, capaces de llevar a la práctica un Proyecto Pedagógico orientado a la obtención de objetivos previamente planteados. Deben tener conocimientos claros de organización, administración y coordinación de grupos, saber las técnicas propias de un campamento, conocer sobre primeros auxilios, alimentación, entre otros, que permitirán que las experiencias campamentiles sean situaciones reales de aprendizaje.
El trabajo en conjunto y la distribución de funciones y tareas, nos llevará de a poco y con paciencia a transitar un camino para que los participantes realicen de manera autogestiva y solidaria las actividades requeridas y con ello contribuir un Liderazgo Multiplicador.



Objetivo general de los Campamentos


Ofrecer a los alumnos una experiencia de convivencia intensa que destaque necesidades de cooperación de comportamiento, conocimiento y respeto a través de: actividades culturales, recreativas y de vida en la naturaleza. De esta forma se favorecerá la construcción de la autonomía en sus diversos sentidos corporal-social-moral.
Participan los alumnos del centro juntos con los de la Sede Norte, acompañados de profesores, directivos y tutores



1º grado: La Granja
2º grado: El Bosque
3º grado: Mundo Marino - San Clemente del Tuyú
4º grado: El Delta del Paraná
5º grado: El Palmar de Colón
6º grado: Vuelta de Obligado – San Pedro
7º grado (Sede Centro) y 1º año E.S (Sede Norte): Ciudad de Rosario – Santa Fe
1ºaño y 2º año E.S: Sierra de la Ventana – Buenos Aires
2º año y 3º año E.S: San Rafael – Mendoza
3º año y 4º año E.S: Ciudad de Luján y Carlos Keen
4º año y 5º año E.S: Tigre y San Isidro
5º año y 6º año E.S: San Antonio de Areco


Actividades de extensión:


• Actividades recreativas y deportivas los días sábados
• Colonia de Vacaciones




Desde la fundación de la ESCUELA ARGENTINA MODELO, el 10 de abril de 1918, fue preocupación prioritaria de su fundador, el Dr. Carlos María Biedma, dotarla de un Campo de Deportes, como instrumento indispensable de sus proyectos pedagógicos.

Lo valoraba, como palestra propicia, para la formación de la personalidad, desarrollando virtudes humanas como la templanza, la sinceridad y la reciedumbre. Surgieron así el campo de la estación Golf, en 1922; el de la calle Pampa; luego el de la Av. Figueroa Alcorta, apropiado por la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires en 1955.



www.clubsancarlos.org


Ante esta eventualidad, los continuadores del Dr. Biedma, personificados en Carlos José y Juan Martín Biedma, hallaron una solución original y novedosa para una institución pedagógica. El alto valor de la propiedad en la ciudad de Buenos Aires impuso como lugar de reemplazo, la zona suburbana norte. Así surgió el proyecto San Carlos, nominado en recuerdo y homenaje al fundador, con una dimensión social que excedía a un mero campo deportivo: la posibilidad de brindar a todo el grupo familiar de las personas vinculadas a la vida de la Escuela, padres de alumnos, ex alumnos, personal y allegados, oportunidades de practicar y gozar de actividades deportivas, culturales y sociales en contacto con la naturaleza.

El 31 de diciembre de 1954, se adquiere a María Esther Aguirre de Quesada Pacheco, viuda de Fernando Quesada Pacheco 29 Has., parte del establecimiento “San Eduardo” fracción de un campo mayor, que había pertenecido al Gral. Ángel Pacheco, de notoria actuación en la época de Rosas.

A partir de 1956, se inició lo que se conocería luego como country o club de campo. Se efectuó una amplia y fecunda tarea tanto edilicia como deportiva y recreativa. En aquel entonces se contaba con la belleza topográfica del lugar y como arboleda, únicamente, el monte de paraísos que rodea la sede social. Sobre planos y dirección del Ing. Martín E. Biedma, se trazaron y arbolaron las calles y se construyeron sucesivamente las instalaciones deportivas necesarias.

Coincidente con la celebración del “Día del estudiante”, el 21 de septiembre de 1956, se efectuó la ceremonia de inauguración del campo de deportes de la ESCUELA ARGENTINA MODELO, con la presencia del Ministro de Educación de la Nación Dr. Carlos A. Adrogué. Se contaba entonces con el gimnasio cerrado y vestuarios que fueron utilizados inicialmente solo los fines de semana, como sede de un campamento. En etapas sucesivas se fueron completando las obras de urbanización y el galpón.

En 1957, el 15 de agosto, el intendente de la ciudad de Buenos Aires, Hernán Giralt, inauguraba las canchas de rugby, fútbol y tenis, la pileta de natación y sus vestuarios. A partir de ese entonces las clases de educación física de la Escuela se realizaron durante los días de semana, comenzaron las fiestas deportivas y las olimpíadas respectivas

Dos deportes adquirieron notable desarrollo. A raíz de la exitosa participación del equipo de rugby de la Escuela en el certamen intercolegial, los ex alumnos Oscar Sacheri, Enrique y Alberto Cordero Biedma, apasionados de este deporte, promocionaron entre el alumnado -ex alumnos y allegados- la formación de un club de rugby que interviniera en los torneos oficiales de la Unión Argentina de Rugby (U.A.R.).

La primera solicitud de afiliación cursada al 11 de marzo de 1958 fue denegada; pero pudimos participar como Club invitado hasta el 2 de febrero de 1973, en que se alcanza la afiliación definitiva. Los emblemas que distinguen al Club fueron diseñados por mismos ex alumnos mencionados. La camiseta de finas franjas azules y blancas horizontales, originales en su momento y el logo del león dorado inspirado en una estatua de ese animal que adornaba el mapa jardín del gimnasio de la estación Golf. El entrenamiento de los jugadores se vio facilitado con la iluminación de una cancha en 1980.

El otro deporte es el hockey sobre césped, que comenzó a practicarse al incorporarse en 1974 las niñas en la Escuela, y alcanzó la afiliación a la Asociación Amateur de Hockey sobre Césped en el año 1980, para lo cual se niveló y aparejó una cancha exclusiva.

La participación de nuestros equipos representativos ha excedido el marco local mediante giras en el territorio nacional y en el extranjero -como Nueva Zelanda, Sudáfrica, Estados Unidos, países de Europa y limítrofes, y con la recepción de equipos visitantes de las mismas regiones.

Un hito importante fue la construcción en 1988 de la nueva sede social, sobre planos de los arquitectos Juan Andrés Biedma y Patricia Carricart. Se incorporó el comedor, restaurante, salón de estar y otras dependencias.

Gracias al aporte de un grupo de socios, se pudo inaugurar a fines del año pasado, el quincho donde se realizan los terceros tiempos.

El viejo león de mampostería, que nos recibe en la entrada; el grupo escultórico “Los luchadores” bello mármol firmado por Lerog, adquirido por la esposa del Dr. Biedma, Victoria González Cazón de Biedma y que acompañara también los gimnasios de la Escuela; la artística estufa del estar que por muchos años adornara la biblioteca de la sede de Riobamba y que antes pertenecía a la residencia de D. Benito Villanueva; nos hablan de una continuidad de objetivos mantenidos siempre y que no se agota y se proyecta hacia el futuro. Testimonio concreto de este ideal de servicio, es la sede Norte de la Escuela, que abrió sus puertas en marzo de 2005.




• 22 hectáreas en General Pacheco.
• Canchas de rugby, hockey, fútbol, handbol, softball, voley, pista de atletismo, pileta de natación.
• Gimnasio cubierto.